FEDA Madrid

TU NUEVO ESTILO DE VIDA by Ángel Fernández Equipo FEDA Madrid

Después de los excesos navideños todos nos fijamos nuevos propósitos para el año que recién ha comenzado. nos proponemos bajar esa antiestética barriga que se ha adueñado de nuestra cintura durante las fiestas navideñas.

¿Cuantos eneros te has propuesto este mismo objetivo sin un resultado satisfactorio?

No te voy a presentar nada que no conozcas, el gran secreto es en realidad algo conocido por todos. DIETA Y EJERCICIO son la clave para poder quitarte ese michelin. El combo perfecto. Pero claro, ¿Porque debe de ser así? ¿Porqué el uno sin el otro no tienen los mismos resultados? Lo mismo no resultaría tan difícil de llevar si simplemente te planteas una perdida de peso a través de uno de estos dos.

Te voy a explicar de manera muy sencilla porque debes de unir estos dos y porque de manera aislada no tienen el mismo resultado.

El asunto es bien sencillo; Para perder esa grasa que se ha acumulado en tu cuerpo debes de consumir menos calorías de la que tu cuerpo necesita, es decir debes de causar un déficit calórico.

A. Si queremos realizar esto solo a través de la alimentación tendremos que someter a nuestro cuerpo a una restricción calórica nada saludable. Seguramente causando a nuestro organismo un deficit de nutrientes necesarios. ¿Eres consciente del hambre que vas a pasar? ¿Y la ansiedad que esto te va a suponer? ¿Eres consciente de que pasarÁ en cuanto puedas “saltarte” la dieta? ¿Como te imaginas que será tu primera comida trampa? Querer perder peso, solo a través de la alimentación es un gran error, que nos llevara a crear un déficit de nutrientes básicos para nuestro cuerpo, a ataques de ansiedad y a que a la menor oportunidad ingeriremos más de lo que necesitamos, aprovechando cualquier comida trampa para aportar a nuestro cuerpo las calorías que habíamos restringidos anteriormente. Tal cosa solo nos llevara al fracaso, bien por estancamiento, ya que no estaremos perdiendo lo esperado, e incluso peor tener un efecto rebote que nos haga incluso coger más grasa de la que teníamos.

B. Queremos seguir comiendo como hasta ahora solo que vamos a usar el ejercicio como medio para causar ese déficit calórico. ¿Sabes cuanto ejercicio vas a tener que realizar para llegar a este déficit? ¿Eres consciente del estrés, muscular, articular y nervioso al que vas a someter a tu cuerpo? ¿Sabes cuánto tiempo vas a tener que invertir para este objetivo? ¿Cuánto tiempo crees que podrá tu cuerpo aguantar este ritmo? Y fácilmente, que con este sistema tampoco te acerques a tus propósitos y cuando veas pasar el tiempo y que todo sigue en el mismo sitio, te desanimaras, dejando un año más por imposible este sueño.

De ahí que el combo ejercicio y alimentación sean la pareja perfecta. De esta manera no tendrás que realizar una restricción calórica tan exigente ni un programa de ejercicio tan estricto. Pero a estos dos aspectos les falta un tercero para crear un cimiento solido que te lleve al éxito; LA MOTIVACIÓN: Es decir que es lo que te mueve o impulsa a querer esa perdida de peso.

Escribe en un papel tu objetivo, mídelo (si quieres plantear una perdida de peso, te recomiendo que te hagas una bioimpedancia, una medición del porcentaje de grasa que hay en tu cuerpo. de esta manera sabrás exactamente cuanto debes de perder), ponte una fecha en la cual hayas debido de lograrlo (siendo realista y sin esperar milagros) con tan solo el resultado de tu trabajo y tu esfuerzo. Ten en cuenta el tiempo que realmente le vas a dedicar y piensa en que cambios tendrás que hacer para lograrlo, teniendo en cuenta que aspectos de tu vida han de cambiar, lo mismo incluso deberías de comentárselo a tus familiares más allegados, a tus amigos, al entorno de tu día a día, para que ellos te ayuden y te animen u que así SEAN UN APOYO Y NO UN LASTRE. Escribe también porque es importante para ti y pon ese papel en un sitio donde lo veas todos los días. Al escribirlo en un papel será como si adquirieras un compromiso mayor y piensa en que lo hace importante para ti porque esa será tu mayor motivación. Si tu objetivo te va a llevar tiempo tendrás épocas en las que quieras abandonar así que piensa en porque lo estas haciendo.

Saca de tu mente la palabra dieta, ya que es una palabra errónea, que te causara la sensación de que vas a pasar hambre. Los deportistas no hacemos dieta, nos alimentamos. Fortalece tus músculos en el gimnasio, definidos en la cocina y motívate con los resultados.

Si quieres un ultimo consejo, es bien sencillo, ni a la hora de hacer ejercicio ni a la hora de programar tus comidas consultes una revista o internet o lo que alguien que conoces ya ha hecho. Tu cuerpo es único y necesita un trato especial y diferente al resto. Así que déjate asesorar por un profesional de la nutrición y la actividad física para poder personalizar todos los aspectos de tu nuevo estilo de vida.

 
Comments

No comments yet.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies