FEDA Madrid

All posts tagged patologias

¿Hace poco que te han diagnosticado una hernia, llevas años sin hacer ejercicio y estás cansado de ir al fisioterapéuta?. ¿Tienes claro que un tratamiento conservador de tu lesión (reposo y antiinflamatorios) no solo NO te ayuda sino que cada vez las crisis son más agudas y más largas?. Has escuchado hablar del método Pilates y lo bueno que resulta para el fortalecimiento de la espalda. Incluso tu medico te lo recomendó alguna vez (hubiese sido interesante preguntarle a tu medico si conocía bien la técnica o si lo había practicado alguna vez) Ahora la cuestión es si realmente el método Pilates es tan bueno como dicen para las patologías de la columna.

Más que responder con un “SI” o un “NO” te diría que hay tres aspectos muy importantes que deberías de tener en cuenta si tienes alguna lesión en tu columna y estás pensando en comenzar a practicar el Método Pilates.

 

  1. El método Pilates, NO está considerado como un sistema de rehabilitación pero si como uno de los mejores sistemas de reeducación postural. El método Pilates fue creado hace ya más de 100 años y originalmente no fue creado para rehabilitar (aunque muchas leyendas hablan de Joseph Humbertus Pilates como un fisioterapeuta) Joseph creo y adapto un sistema de entrenamiento a sus alumnos, bailarines profesionales en su mayoría. Fue el primer entrenador en realizar entrenamiento funcional, ya que creo y adapto unos ejercicios a las necesidades específicas de unos alumnos. El conocimiento que en la época se tenía de la anatomía humana era ciertamente escasa en comparación al conocimiento que en la actualidad tenemos. Tal conocimiento nos revela ciertos patrones de movimiento en el método de entrenamiento creado por Pilates desaconsejados o erróneos para readaptar una columna lesionada. Ciertamente las escuelas más contemporáneas que estudian el método intentan corregir ciertas posiciones y dotar al método de una visión más actual atendiendo al conocimiento actual que tenemos de la anatomía y el comportamiento de nuestros músculos. Aun así, deberías de saber que hay algunos ejercicios que seguirán estando desaconsejados para tu espalda.

 

  1. Meterte en una clase colectiva. Debes de tener en cuenta, que una clase colectiva de Pilates o de cualquier otra actividad deportiva está diseñada para personas sanas. Ya que sería muy difícil diseñar una clase para personas con lesiones. Aunque fuese una clase diseñada para hernias, debes de tener en cuenta que cada cuerpo es diferente, por lo que cada hernia es diferente y tiene repercusiones diferentes, consecuencias diferentes y seguramente que la causa que las produjo también son diferentes. Por lo tanto pensar en hacer una actividad colectiva para fortalecer causas y consecuencias tan concretas parece un disparate. Piensa también en el número de personas que acuden a una clase colectiva; ¿Podría alguien adaptar a todos los participantes cada ejercicio que se realice?

 

  1. El instructor que me va a dar la clase. Un instructor de Pilates debe de tener conocimientos sobre el método, sobre anatomía, entrenamiento etc. pero no tiene porque tener conocimientos específicos de rehabilitación. Piensa también, que el instructor que dirige la clase debe de usar ejercicios que puedan venir bien a todo un grupo y no puede personalizar los ejercicios a todos los asistentes a una actividad colectiva, ni usar diferentes ejercicios para cada asistente.

 

Una vez que has leído estos tres aspectos que debes de tener en cuenta, seguro que piensas que NO es buena idea pensar en hacer Pilates, pero NO ES ASÍ. Te aseguro que lo que no es buena idea, es no hacer nada. Yo te voy a animar a que te inicies en la práctica del Método Pilates, pero te voy a dar la clave, el punto más importante que debes de tener en cuenta.

La clave esta en el instructor. Debes de empezar a practicarlo en sesiones personalizadas, donde el instructor te adapte el método a las necesidades específicas que tienes o en un grupo reducido. Para que de esta forma vayas aprendiendo que ejercicios son los que te vienen bien y que adaptaciones debes de realizar sobre ellos. Debes de buscar un instructor del método Pilates con formación en lesiones o discopatias si ese es tu caso y en un futuro podrás introducirte en una clase colectiva y seguir el ritmo del grupo sabiendo por ti mismo que adaptaciones debes de ir realizando a los ejercicios que el instructor seleccione para esa clase.

Si tengo que responder a la pregunta que encabeza este artículo, mi respuesta es bien clara, el método que Joseph Hubertus Pilates creó NO es el adecuado para la readaptación de una lesión de columna, Pero es como dije UNO DE LOS MEJORES SISTEMAS DE REEDUCACIÓN POSTURAL impartido por un buen instructor, que utilice ejercicios específicos del método, para necesidades específicas que tengas, que intente restaurar tu neutral, eliminar ejercicios o movimientos que pueden causar dolor o aumentar tu lesión, corregir patrones de movimientos y sustituirlos por patrones más adecuados y que adapte y personalice los componentes necesarios para ayudarte en la readaptación de tu espalda.

 

Como conclusión, la actividad física ha demostrado ser la gran aliada para mejorar la salud de una espalda lesionada. Esto es lo más importante. El método Pilates puede ser una gran herramienta siempre que encuentres un gran mecánico que pueda adaptártelo en sesiones personalizadas o grupos reducidos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies