FEDA Madrid

¿QUÉ ABDOMINALES ME PONGO HOY? By Elena Núñez-Cacho

Como todos los años por estas fechas, los profesionales del fitness y wellnes marcamos un año más, una temporada llena de retos e ilusiones, y por otro lado los consumidores de salud hacen sus propósitos! tener una vida más saludable, comer mejor, entrenar mas, cuidar su cuerpo… nuestra labor dar a cada uno lo que necesita, lo que mejor le sienta y lo que más se adapta a su forma de vivir. Y es que en este mundo, como en el de la moda, la forma de entrenar y que tendencia seguir es eso… UNA MODA.

Y ahora lo que está encima de la pasarela es el trabajo del core, el trabajo hipopresivo, o el trabajo isométrico… no no no… mejor Pilates que se reduce cintura, o el trabajo HIIT que es un quema grasa muy intenso… a ver señores, no nos volvamos locos!!!, igual que el pantalón pitillo o el crowtop no nos sienta bien a todo el mundo y esta a la ultima, no todos los trabajos de core son buenos o recomendados para cualquiera… yo siempre digo…” no existen abdominales malos, sino mala prescripción del ejercicio, y el mismo efecto que hace mirar a otro lado cuando vemos a alguien por la calle con ropa muy ajustada nada favorecedora para su anatomía pero a la ultima, igual tenemos que hacer con el ejercicio o entrenamiento que elegimos. Y es que me escuecen los ojos cuándo en el gimnasio veo mala técnica o mala ejecución, o lo que es peor, gente realizando ejercicios o actividades muy a la ultima, muy de moda, “trendin topic” pero 100% lesivos para su nivel o condición física.

Así que pongamos en claro que es cada cosa ¿No?

El primer individuo que puso de manifiesto el trabajo de core, power house, centro o núcleo de fuerza, fue el señor J.Pilates, pionero y adelantado a su tiempo. Asentó las bases de ya en el siglo XIX de lo que para mí es hoy día el entrenamiento funcional, en resumen, es la primera vez que se habla del abdomen como conjunto de estructuras cono centro del que parte la energía y el movimiento, como estructura estabilizadora de la columna vertebral y transmisor de fuerzas entre tren superior e inferior, la primera vez que se habla de trabajo conjunto de estructuras musculares y no de músculos aislados, la primera vez que se involucra a los músculos profundos y se habla de cinturón lumbo-pelvico. El en ningún momento dice que para activar el transverso, musculo estabilizador por excelencia, piedra angular de su trabajo, haya que “meter ombligo dentro y arriba” “pegar hacia la columna”, eso ha sido una mala interpretación de escuelas, entonces surgen controversias entre realizar técnica hollowing “ombligo dentro”, escuela australiana o técnica bracing de coactivacion global, escuela canadiense.

Vale, ya tenemos dos vertientes de trabajo que analizaremos para ver cual nos conviene más y lo mejor de todo conocerlas y saber cómo aplicarlas… pero aparece otra nueva técnica muy de moda y muy escuchada por las “famosas recién madres y paridas”… los MISTERIOSOS HIPOPRESIVOS… otro súper palabro, para marear mas al pobre cliente o alumno mal guiado.

Vamos a hablar de forma científica sobre cada sistema de trabajo…para aclarar dudas.

Hablamos de forma conjunta de hollowing “activación selectiva” de la musculatura profunda abdominal, faja transverso, como una forma de trabajo para la estabilización lumbar, realizando “ drawing-in”, o lo que es lo mismo, meter el abdomen hacia la columna, dentro y arriba, como hablaban Mike Boyle y Gray Cook, (terminología muy estudiada y  trabajada en el método Pilates), sin que esta modifique su curva neutra, activando de forma consciente el transverso.

Por el contrario tenemos la técnica bracing o técnica de coactivacion global de toda la musculatura de la línea media del cuerpo, activándose a demás del transverso, el oblicuo interno, el externo, recto, diafragma y suelo pélvico, creando así una activación conjunta de todas las estructuras que componen el core.

Pero… ¿Qué técnica es mejor?… pues las dos, pero sabiendo aplicarla a quien, donde, cuando y para que… aquí el misterio

La escuela o corriente australiana defiende hollowing, sin embargo la escuela o corriente canadiense defiende bracing, analicemos ambas.

En la primera década siglo XX y principios del s.XXI, muchos estudiosos analizaron los beneficios de una técnica y otra. Con un enfoque rehabilitador,  se llego a la conclusión que con la técnica hollowing se entrenaba la musculatura profunda disminuyendo los dolores de espalda (O. Sullivan).

Se descubrió también que el transverso era el musculo más profundo que se activaba anticipándose a cualquier perturbación externa y que personas que tenían problemas en la contracción por el timing de reclutamiento de estas fibras. Lo que hacían era fatigar a los multifidus, por lo que esta técnica de activación segmentaria les iba a favorecer la estabilidad lumbo-pelvica (Richardson). Pensando que la activación selectiva de la musculatura segmentaria profunda era la solución. Pero de esta manera, al activar el transverso y hacer que el diámetro de la cintura disminuya, también lo hace la estabilización de la columna porque la base de sustentación desde el transverso hacia el espacio donde se aloja el lumbar se hace más pequeña y más inestable, siendo la columna el punto central o mástil.

Más tarde autores como Vera-García, apostaban por la técnica bracing, como maniobra más completa, llegando a la conclusión que con esta nueva técnica se reducía el desplazamiento lumbar. Así en esta línea Stuart Mc Gill, uno de los biomecánicas mas importantes añadió que un soporte será más estable si la base que sustentan sus músculos es mayor, sin necesidad de disminuir el diámetro de la cintura, como pasa en hollowing, y que para una mayor estabilización del sistema, este tiene que tener una resistencia en los diferentes planos, por lo que se necesita al conjunto de músculos que actúen conjuntamente en diferentes direcciones, es decir, implicar al oblicuo interno, externo, recto abdominal, suelo pélvico… ya que sus fibras insertan de manera transversal de arriba abajo y de abajo arriba, creando estabilidad en diferentes direcciones.

Poco a poco y con los estudios que van surgiendo se va tendiendo a realizar técnica bracing, para estabilizar el raquis, proporcionando mayor nivel de estabilización de la columna lumbar, aunque no debemos olvidar que trabajar la técnica hollowing es muy interesante para trabajar el control motor en personas con dolor lumbar o dificultad de reclutamiento de la musculatura profunda además de tener un timing de activación tardío.

Así que ahora que todo queda más o menos claro…llegan los MAGICOS HIPOPRESIVOS….

La primera  vez que se utilizo esta técnica o trabajo fue con el objetivo de prevenir problemas cardiovasculares de osteoporosis, hernias y para aumentar el rendimiento fisiológico de deportistas.  Creado por el Dr. Marcel Caufiez.

Los objetivos principales del método son entre otros la reprogramación del esquema corporal, mejor resistencia a la acidosis, disminución de lesiones articulares y musculares por el deporte, prevención del descenso de órganos por el aumento de presión durante el esfuerzo, regulación del sistema neurovegetativo (cardiovascular, respiratorio y metabólico), mayor fuerza explosiva, mayor velocidad gestual…

Es una técnica corporal unida con técnica respiratoria diafragmática, para lo cual necesitamos saber cómo funciona este musculo durante la respiración y que estructuras se ven también implicadas.

Pero… ¿Por qué realizarlos?… pues porque sus beneficios son múltiples, reduce la cintura, mejora los dolores de espalda, mejora la función sexual, aumenta el rendimiento deportivo, soluciona y previene la incontinencia, previene hernias por esfuerzo, método pre y postparto, mejora la función respiratoria, mejora la postura y el equilibrio, soluciona y previene la caída de órganos…

Pero… ¿exactamente qué son?… lo que se consigue al realizar la técnica es disminuir la presión dentro del abdomen con lo que se produce un efecto de succión de órganos que se quedan como suspendidos en el momento de realizar la apnea expandiendo la caja torácica, trabajando con la activación de la faja transverso y suelo pélvico…

Así q son beneficiosos para todo el mundo; deportistas que reciben impacto en su actividad, deportes de contacto, músicos que tocan  instrumentos de viento, powerlifting, mujeres que acaban de dar a luz, hombres para evitar problemas próstata…MAGICOS, siempre y cuando des con un buen profesional.

Así que… ponte los abdominales que mejor te sienten sin seguir ninguna moda… no tendría sentido y podrías lesionarte.

 
Comments

No comments yet.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies