FEDA Madrid

¿PILATES CON O SIN CALCETINES? By Elena Núñez-Cacho Reina, Equipo FEDA Madrid

Moda… tendencia… practico… imprescindible… comodidad…

No nos volvamos locos y utilicemos el sentido común y sobre todo el sentido práctico…

Igual que paso con la moda de las zapatillas de running, calzado para pronadores, no mejor supinadores, o pisada neutra… lio mental y mientras las grandes firmas haciendo el agosto y más aún con los famosos estudios de pisada… guauuu soy un pro…

Una vez ya cada uno supo que ponerse en los pies y aclarado el lio apareció la tendencia del calzado minimalista, calzado free, o correr descalzo… pues ni todo es bueno ni todo es malo, depende de donde vengas y hacia donde te dirijas, y sobre todo adaptación para evitar lesiones.

Pues con el que me pongo en el pie para las clases de Pilates está pasando igual y es que hay que sacar partido comercial de toda situación.

La evolución ha sido la siguiente…

El método de trabajo Pilates o sistema de entrenamiento se empezó a impartir en estudios especializados y exclusivos donde solo se impartía Pilates y si acaso asociados a gabinetes de fisioterapia y rehabilitación,  preferiblemente con las maquinas Pilates: reformer, Cadillac etc…., donde el alumno asistia de manera particular y era guiado por su maestro con un fin terapéutico o rehabilitador, siendo fiel al origen y objetivo primigenio del método. Como cabe deducir, el método no era conocido ni llevado al gran público.

La vestimenta era pulcra, sencilla, ajustada al cuerpo y con colores discretos, preferiblemente negro, los pies solían ir al desnudo, algo que no causaba ningún tipo de pudor puesto  que el ambiente donde se desarrollaba la actividad era íntimo y personal.

Posteriormente y con el paso de los años y la fama que empezaba a tener el método, paso a impartirse en clubs sociales siguiendo el formato entrenamiento personal, por lo que seguía estando al alcance de unos pocos. Aquí la exclusividad seguía siendo máxima y se enseñaba al cuerpo como debía moverse. Comenzó entonces la moda de taparse los pies con calcetines antideslizantes y específicos para este tipo de clases y de entrenamiento, y es que con el uso de las maquinas por varios socios de estos clubs, se obligaba al cliente a cubrir los pies por higiene y por evitar accidentes por la  falta de agarre en las estructuras de las maquinas.

Así de los calcetines normales de deporte que todos tenemos en nuestro cajón, se paso a utilizar el CALCETIN ESPECIFICO PARA PILATES, es decir el mismo calcetín pero con unos puntitos misteriosos en la planta que dicen ser antideslizantes… OHHHH!!!!, agotados en todas las tiendas especializadas… primer movimiento para que se convierta en imprescindible.

Con el tiempo se vio que este tipo de “calcetín pilatero” no era la panacea ni tan bueno como se había descrito y es que se paso de tener el pie descalzo con todos los deditos al aire con la propiocepcion a flor de piel; fundamental el papel que ejerce el pie sobre todo nuestro sistema musculo esquelético, pues es la base sobre la que se asienta todo el esqueleto, con su bóveda plantar con tres puntos de apoyo; talón, primer y quinto metatarso, estructura en triangulo que siguen las estructuras de los edificios y que estudian los aparejadores a la hora de levantar un edificio…. por algo será…

Así que la industria calcetinera siguió pensando y es que no se podía desaprovechar el filón que estaba y está teniendo la practica Pilates.

Ya que de practicarse en estudios especializados con o sin la ayuda del gabinete fisioterapia, pasando por los grandes, elitistas y escasos clubs privados, como entrenamientos personalizados y al alcance de unos pocos bolsillos. Hoy día se practica en cada esquina: asociación de vecinos, centros culturales, polideportivos municipales, gimnasios low cost… PILATES ese gran descubrimiento que está entre nosotros desde principios del siglo XX, con lo que los pies en Pilates también debían de estar acorde con la evolución, la moda o la tendencia, asÍ pues se diseñaron los calcetines con dedos…. ohhhh!!!!, los mas parcos decían” guantes para los pies”… y los ya famosos puntitos antideslizantes… total, así si, ya soy un pro del Pilates…

De esta forma, se gano en propiocepcion y en movimiento independiente de los deditos, y es un avance, como constatan las investigaciones de barefoot, fivefingers, con sus numerosos estudios sobre calzado minimalista, otro gran e interesante debate.

O sea que fundamentación no falta, vale, de esta manera cada dedo siente y trabaja de manera independiente, así el pie es capaz de abrir, cerrar, flexionar y extender todas sus estructuras, pero la cosa no queda aquí, no todo el mundo está acostumbrado y las costuras entre dedos le hacen llagas, pues vayamos mas allá, hombre, por imaginación y marketing que no quede.

La última tendencia son los calcetines pilateros, con sus emblemáticos puntitos antideslizantes, con sus deditos independientes, pero con los dedos al aire?? Madreeeee…. o sea guantes de pies de mendigo… locura total… voy a tener que tener un fondo de armario calcetinero pilatero???

Sentido común… usar o no calcetines depende de cada ser, si eres friolero o no, la superficie en la que practiques, si sientes mas o no, pero una cosa es clara, el que practica desnudo de pies cuida mas su higiene, no tiene durezas ni uñas encarnadas y a parte de la estética, su bóveda plantar va poco a poco volviendo a ser funcional. Yo prefiero pie desnudo pero ponte lo que te haga estar mas cómodo, sin tener que pensar en que llevas, si las costuras te molestan,  y sin que te distraiga de tu practica.

Desnudo o no inhala y exhala… RESPIRA, SIENTE, CONECTA Y ACTIVA… PRACTICA PILATES.

 
Comments

No comments yet.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies