FALTA DE SUEÑO Y PÉRDIDA DE PESO By Equipo FEDA Madrid

La falta de sueño provoca un desequilibrio hormonal (cortisol, hormona del crecimiento, testosterona, insulina…)  y el organismo tiene más dificultad para quemar las calorías y la grasa que consume.

Durante la 5ª etapa del sueño se queman más calorías que en cualquier otra y esta comienza a partir de los 90 minutos de dormirnos y si nos desvelamos no entramos en esa etapa alterándose nuestra capacidad para quemar calorías.

La falta de sueño impide metabolizar los hidratos de carbono y provoca niveles altos de glucosa en sangre, con lo que se “disparan” los niveles de insulina y por lo tanto acumulamos más grasa.

Cuando hay falta de sueño, los niveles de leptina se reducen y los niveles de grelina aumentan y se produce una sensación de hambre.

60 minutos después de habernos dormido aproximadamente empieza a liberarse hormona de crecimiento.  Si se retrasa o se reduce el sueño, esto no sucede y esta es la que estimula la síntesis de proteínas en el músculo y la secreción de ácidos grasos del tejido adiposo. Estimula la captación de aminoácidos que se usan en la síntesis de proteínas y el músculo utilizará ácidos grasos como fuente de energía y reducirá el tejido adiposo.

Asimismo la falta de sueño puede reducir los niveles de testosterona que es la hormona que nos ayuda a reducir grasa corporal y desarrollar masa muscular entre otros.

Dicho esto; si no duermes un mínimo de 7-8 horas seguidas, acude a un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *