FEDA Madrid

¿Estás pensando en convertirte en Entrenador Personal o instructor de Pilates?

El fitness ha crecido y evolucionado en los últimos tiempos de una manera vertiginosa y dentro de él, las figuras más demandadas son los entrenadores personales e instructores de Pilates.

¿La posibilidad de convertirte en uno de ellos ha estado dando vueltas en tu mente? Si es así, que sepas que no tienes que ser joven, delgado, ágil o muy fuerte. Lo más importante es tu actitud y que tengas pasión por ello, y no solo por practicarlo, sino por pasar el conocimiento a otros.

Este no es un camino rápido ni fácil. Se necesita un tiempo considerable, un compromiso real para entrenar y mucho trabajo.

Si estás dispuesto a asumirlo, sería una buena opción hacerte varias preguntas para ayudarte a decidir.

1. ¿Eres una persona de personas?

La comunicación visual, verbal y kinestésica (lenguaje corporal) se lleva a cabo entre el cliente y el instructor todo el tiempo, lo que hace de ello una experiencia íntima e interactiva. Además, el entrenamiento personal es muy físico. El tacto es a veces parte de la instrucción, sobre todo en pilates, y ciertamente es parte de la capacitación de los instructores. La conclusión es que no necesariamente tienes que ser una persona extrovertida para ser entrenador, sino que tienes que estar dispuesto a participar plenamente con tus alumn@s. Si no puedes soportar tocar la espalda sudorosa o los pies descalzos, toma una pausa y vuelve a evaluar.


2. ¿Te gusta enseñar?

Como con la mayoría de las disciplinas, la enseñanza es diferente a hacerlo uno mismo. Tómate un momento para considerar si te apasiona hacer ejercicio físico en el gimnasio (lo cual es fantástico) o si estás realmente interesado en la enseñanza a otros. Entrenar a otros requiere mucha energía y atención enfocada en los demás. Tal vez te sorprenda saber que una de las quejas más comunes de los instructores es que es difícil encontrar tiempo para entrenar ellos. Sin embargo, una vez que te comprometas con ser instructor, eres responsable de comprender la profundidad y amplitud de lo que ello significa. ¿Estás interesado en la anatomía, la fisiología y el funcionamiento interno del cuerpo? Ten en cuenta que la buena capacitación no escatima en la ciencia detrás del movimiento. Una vez que completes tu capacitación, no debes pensar que ahí habrá acabado todo, sino más bien lo contrario: Habrás empezado un camino de educación y aprendizaje continuo que no acabará nunca.

3. ¿Estás motivado? Es posible que un nuevo instructor pueda ser contratado a tiempo completo, pero ese no es un escenario muy común. Es más probable que como nuevo instructor empieces a tiempo parcial e impartas clases y consigas clientes privados gradualmente. Dependiendo de dónde vivas y de los contextos disponibles en los que puedas enseñar, es posible que tengas que hacer mucha promoción personal para convertir tu pasión en tu profesión.

Esperamos que este artículo te haga reflexionar en tu decisión.

 
Comments

No comments yet.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies