FEDA Madrid

All posts in yoga

¿Necesitas encontrar la calma dentro del ajetreo de tu vida demasiado programada? ¿Nunca meditaste? En esta guía para principiantes puedes encontrar como empezar

¿Qué es la meditación?

A pesar de lo que algunas personas piensan, la meditación no está vinculada a ninguna religión específica. Es simplemente una práctica que puede usar para calmar tu mente y sentirte más en paz. A través de la respiración y la conciencia, descansas la ruidosa charla de tu mente mientras te sientas y te separas de tu flujo interminable de pensamientos.

El poder de reducir el caos de la vida simplemente por estar presente es un regalo. Y este regalo no es solo para ti, sino para todas las personas con las que entras en contacto: familia, amigos, compañeros de trabajo etc… Cuando eres capaz de convertirte en observador silencioso de tus pensamientos, puede elegir cómo quiere manejar un atasco de tráfico o una fecha límite estresante en lugar de quedar atrapado en ellos sin darte cuenta.

La meditación tiene tantos beneficios para la salud que también puede ayudarlo a dormir mejor y reducir el estrés. La meditación, la simple respiración y el SER nos ayudan a llegar a un estado agradable en el que el tiempo y el espacio parecen perder sus límites. No necesitas sentirte de ninguna manera en particular. De hecho, hay muchos tipos de meditación si quieres encontrar una que se ajuste a ti. Pero para comenzar, intentemos algo simple.

Solo presta atención a las sensaciones de inhalar y exhalar. Y si un pensamiento o distracción te viene a la mente, déjalo pasar y concéntrate en tu respiración consciente profunda.

Paso 1:

Siéntate en una posición cómoda y cierra los ojos. Comienza a escuchar tu respiración. ¿Tu respiración es áspera e irregular o es suave, suave y amable? Siente tu respiración fluir y centráte no el pasado, ni en el futuro, sino en el aquí y el ahora .

Paso 2:

Toma tres respiraciones activas profundas y conscientes dentro y fuera de tu nariz. Esto envía la serotonina ‘hormona feliz’ a través de tu cuerpo. Observa que te relajas mientras escuchas. Por cada respiración, inhala por seis cuentas y exhala por seis cuentas. Intenta hacer esta respiración tres veces seguidas.

Paso 3:

Mientras continúas esta respiración, visualízate caminando lentamente a través de tu laberinto. Paso a paso, avanza por el laberinto. ¡El laberinto podría estar hecho de arena y rocas, árboles altos, flores en un jardín etc… pero donde sea y sea cual sea tu laberinto, conviértelo en tu propio espacio personal y sagrado: El espacio que está dentro de todos nosotros, en tu corazón donde reside tu verdad.

Paso 4:

A medida que haces cada vuelta en tu laberinto, imagina que estás perdiendo tus apegos mundanos. Uno por uno, pensamiento por pensamiento, salen de tu cuerpo. ¡Solo déjalo ir!.

Escucha tu respiración y abraza la quietud, la amplitud de esta área que has creado. Siéntate y quédate un rato, justo aquí con tu respiración, tu equilibrio.

Paso 5:

Permanece en silencio por al menos un minuto y …

Siente el suelo apoyándote y sosteniéndote.

Observa las sensaciones del espacio entre tu ropa y tu piel.

Siente que tu pecho sube y baja con la respiración.

Disfruta relajando tus hombros mientras dejas caer el peso del mundo sobre ellos.

Explora el espacio entre tus oídos mientras tu mente está en paz.

La lengua y los dientes se suavizan cuando las palabras finalmente han abandonado tu cuerpo.

Las cejas se relajan mientras la expresión de tu rostro se suaviza.

Siente la plenitud mental en tu corazón.

Paso 6:

Comienza a prepararte para volver sobre tus pasos para unirte al mundo. Visualízate saliendo de tu laberinto. Al salir lentamente del laberinto, tu cuerpo está en paz y la conciencia pura corre por tus venas.

Paso 7:

Comienza a mover los dedos de manos y pies y cuando regreses a la habitación en la que estás sentad@. Mantén los ojos cerrados y coloca las manos delante del pecho. Frota las palmas juntas vigorosamente creando algo de calor. Ahora, coloca las cálidas manos sobre tus ojos. A medida que comienzas a abrir los ojos y soltar las manos sobre tu regazo, siente la maravilla de este momento presente .

Recuerde que puedes llegar a este espacio compasivo, centrado y consciente en cualquier momento simplemente respirando y SER. Dentro de tu corazón llevas un paraíso portátil. Eso es un regalo!

¿Te sientes recargad@? Actualizad@? ¿Centrad@? ¿Estás list@ para continuar con tu día? Recuerda que no necesitas perder estos sentimientos ahora que has terminado de meditar. Puedes compartir tu nuevo equilibrio, cultivar la calma y estar presente con todas las personas con las que entras en contacto.

¡Comparte tus vibraciones positivas radiantes! Namaste


Trás el periódo vacacional, te damos unos TIPS para que tu vuelta a la práctica del yoga sea lo más fácil y agradable posible:

  1. Comienza despacio.

Si no hiciste yoga en todo el verano, puede que no sea la mejor idea saltar directamente a esa sesión de Bikram de 2

horas de inmediato. Comienza con calma y practica lentamente para que puedas concentrarte en los aspectos meditativos importantes del yoga. Intentar saltar demasiado rápido puede hacer que te quemes y presiones «pausar»

en tu práctica nuevamente.

  1. Establece una intención y ¡repítela!

¿Qué te trajo a tu MAT en primer lugar? ¿Buscabas un momento de paz, o tal vez una forma de conectarte con tu verdadero yo? Cuando reinicias tu práctica, establece una intención para esa práctica. Esto es diferente de un

objetivo: «aprender a hacer una parada de cabeza» no es una intención de la forma en que lo decimos. En cambio, es más como una aspiración hacia la que puedes crecer. Sigue repitiendo esta intención antes, durante y después de tu práctica, especialmente durante esos momentos difíciles cuando tu intención se siente más alejada.

  1. Haz tiempo.

A pesar de lo que puedas creer, TIENES tiempo para practicar yoga, solo tienes que hacerlo. Intenta configurar tu despertador quince minutos antes para crear un pequeño espacio de tiempo para tu práctica de yoga por la mañana.

Después de una semana o dos, vuelva a configurar el reloj hasta que puedas obtener una sesión completa antes de que comience tu día.

  1. Prueba a otra hora del día para ver qué te sientes bien.

Quizás la mañana no sea el mejor momento para practicar yoga. Algunos de nosotros simplemente no somos gente de la mañana, y ninguna cantidad de café va a arreglar eso.

En lugar de levantarte temprano para una sesión de yoga energizante, intenta una secuencia que te dejará sintiéndote tranquil@ y centrad@ antes de acostarte. ¡Cualquier momento del día es el momento adecuado para una práctica de yoga, incluso si tienes que exprimirlo durante el almuerzo!

  1. Escríbelo.

Nada te mantiene motivad@ como un registro de tu progreso. Mantén un breve diario sobre su práctica, anotando a qué hora practicaste y por cuánto tiempo. Siéntate libre de agregar notas adicionales sobre lo que te sentó bien, lo que necesita trabajo y qué pensamientos y sentimientos surgieron durante tu práctica. Esto no solo te mantendrá motivado, sino que también te ayudará a involucrar tu práctica en un nivel aún más profundo.

  1. Sé fácil contigo mismo.

Nada mata una práctica de yoga como demasiada presión para hacerlo bien. Aclaremos esto: ¡no existe un yogui perfecto! Establece

expectativas que realmente puedas cumplir, pero no seas dur@ contigo mism@ si no siempre puedes llegar a tu objetivo.

Después de todo, el yoga no se trata de lograr la pose perfecta del cuervo, o qué  accesorios usas, o incluso qué tan lejos puedes esforzarte durante tu práctica. Tu práctica de yoga se trata de ti. Cuídate, pase lo que pase.


Yoga y verano

Categories: verano, yoga
Comments: No

El verano es un buen momento para integrar yoga en tus vacaciones, una disciplina perfecta para tonificar tu cuerpo y ayudarte a evadirte y relajarte.

  1. Busca si es posible un lugar tranquilo y mejor aún si es en plena naturaleza, que es fundamental para concentrarte en tu respiración.
  2. Hazlo a primera hora de la mañana o al atardecer. Realizar el saludo al sol, o Surya Namaskar, al amanecer es una forma de recargarse de energía y buenas vibraciones para toda la jornada. Si lo prefieres hacer al atardecer, conseguirás eliminar tensiones y estrés generados durante el día, y además el ejercicio contribuye a lograr un buen descanso, profundo y reparador.
  3. Desconecta el móvil mientras practiques yoga, para llevar a tu mente a un estado de calma y paz total.
  4. Haz tu sesión de yoga descalz@ y estarás más comod@ y además podrás adoptar las posturas de una forma más óptima y mejorar la técnica porque cuentas con más estabilidad y agarre.
  5. El silencio como final. La mejor forma de termina la práctica de yoga es adoptando la postura de relax o Savásana. Túmbate boca arriba, con las palmas de las manos hacia arriba ligeramente separados los brazos del cuerpo y relájate y suelta el cuerpo. Mantén esta postura al menos durante 10 minutos para que tu cuerpo vuelva a los niveles basales normales y la energía vital se reequilibre.

Y por último disfruta de todos y cada uno de los momentos de las vacaciones!!!


Amanda Eller, profesora de yoga de 35 años aficionada a la meditación, el pasado mes de Mayo, acabó en el bosque tropical de la Reserva Forestal de Makawao, en la isla de Maui, en Hawái, 17 noches y 16 días, comiendo bayas y bebiendo agua de los arroyos hasta que fue rescatada con una pierna rota y síntomas de deshidratación el viernes de la semana pasada. Había perdido 9 Kilos y estaba llena de picaduras de insectos.

Eller ve toda la aventura que casi le cuesta la vida como una experiencia trascendental. Ella misma declaró el martes en una rueda de prensa que «para mí, todo el viaje fue algo fuertemente espiritual«. Según la profesora de yoga, «fue una oportunidad para verme privada de todas las comodidades del mundo moderno«. Ya recuperada de la aventura, Eller ha resumido la experiencia con una frase rotunda: «Hubo una tremenda belleza en todo ello«.

Su estado anímico era excelente, pese a que se encontraba en una situación tan desesperada que, tal y como ella misma ha confesado, la llevó a pensar que no iba a salir viva de allí. Parece ser que la meditación le dio la fuerza para no sucumbir al desánimo.


Mientras el gobierno en #españa estudia incluir el #yoga en la lista de #pseudoterapias en EE.UU realizan estudios serios que afirman que el yoga puede mejorar tu #salud.
La Dra. Puja Mehta, profesora asistente de medicina en la división de cardiología de la Escuela de Medicina de Emory University en Atlanta afirmó «Cuando hay estrés crónico, el sistema nervioso simpático se mantiene superado, lo cual puede ocasionar inflamación y presión sanguínea elevada. A través de la respiración profunda y la relajación, el yoga puede frenar la respuesta corporal ante el estrés al activar el sistema nervioso parasimpático». Asímismo la Dra. Gloria Yeh profesora asociada de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, y directora de investigación de mente y cuerpo del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston dijo: “Las investigaciones también muestran que el yoga puede reducir los factores de riesgo cardiovascular». En 2014, Yeh fue coautora de una evaluación de ensayos clínicos publicada en el European Journal of Preventive Cardiology, en el cual se encontró que el yoga tuvo un efecto importante en los factores de riesgo cardiometabólicos, en comparación con la falta de ejercicio. Por ejemplo, el yoga redujo el colesterol total en 18.48 mg/dl y los triglicéridos en 25.89 mg/dl, cifras mayores que las vistas en el grupo de control. La presión sanguínea también mejoró, y las presiones sistólica y diastólica disminuyeron en 5.21 mmHg y 4.98 mmHg, respectivamente. Los beneficios también alcanzan a personas con enfermedades cardíacas. De acuerdo con un estudio publicado en 2016 en el European Journal of Cardiovascular Nursing, en pacientes con fibrilación atrial paroxismal con síntomas de frecuencia irregular, el practicar doce semanas de yoga combinada con ejercicios de respiración profunda tuvo resultados tales como ritmo cardíaco menor, presión sanguínea más baja y mejores calificaciones en cuanto a salud mental, comparados con personas que no practicaron yoga.


Nada perturba los beneficios calmados y meditativos del #yoga como la idea de practicar tus posturas en una esterilla que no este bien limpia. Afortunadamente, el sudor, los olores, el polvo y la suciedad se pueden eliminar prácticamente con solo una toallita, incluso algunas se pueden lavar a máquina. La frecuencia con la que limpiar una esterilla de yoga depende de la intensidad de tus sesiones. Por lo general puedes hacerlo una vez por semana. Si sudas mucho o tu mat retiene un olor, límpialo con más frecuencia, aunque algunos mat advierten que el exceso de limpieza puede causar que se desgasten más rápidamente.

¿Cómo limpiar tu esterilla?

Limpia los dos lados de tu esterilla con un limpiador para yoga (algunos fabricantes también venden estos limpiadores) o una mezcla de unas gotas de detergente suave para lavar platos y dos tazas de agua tibia en una botella con pulverizador. Pon la solución sobre la esterilla y limpia las superficies con un paño suave. Pasa luego un paño húmedo que hayas sumergido en agua limpia y que hayas escurrido bien. Cuelga la esterilla en un tendedero o en la barra de la ducha para que se seque completamente antes de enrollarla nuevamente y nunca la metas en la secadora.

Si tu mat no se puede empapar, intenta limpiarla con una mezcla suave de una parte de vinagre blanco y tres partes de agua. Enjuaga con un paño limpio y húmedo y deja secar.

Y por último, recuerda mantener tu esterilla fuera de la luz solar directa. Pueden desvanecerse y volverse frágiles. Evita el uso de limpiadores y disolventes agresivos. Asímismo, no te pongas cremas o aceites para la piel antes de usar tu esterilla, ya que se pueden transferir y manchar tu mat.

Para ayudar a eliminar los olores y absorber los aceites de una esterilla que no sea de buen agarre, espolvorear y frotar con bicarbonato de sodio. Deja reposar de 15 a 30 minutos, luego cepilla o aspira el exceso.


Uno de los primeros en traer el yoga a Occidente fue Vivekananda, luego hubo otros como Paramahansa Yogananda que en la década de los ’20 creó una escuela de yoga en Los Ángeles (USA). Más tarde,en la década de los ’50 BKS Iyengar viajo por Europa con el violinista Yehudi Menuhin , en este artículo de El País lo califican como el que trajo el yoga a Occidente, y entre los años ’20 y ’60 hubo otros como el belga André Van Lysebeth, y el español Ramiro Calle que da clase desde principios de los 70. Asímismo entre todos estos nombres de hombres también destaca el de una mujer: Indra Devi que en 1948 abrió un estudio de Yoga en Los Angeles (USA). En resumen fue un trabajo de muchos maestros durante muchos años, hasta llegar al fenómeno en el que se ha convertido hoy el yoga que lo practican más de 500 millones de personas en todo el mundo.


Podemos encontrarnos con diferentes acepciones, festival, congreso, feria, reunión, etc, pero todos con un mismo fin, el transmitir de una manera amplia esta bella filosofía de vida que es YOGA.
Durante los últimos años han aparecido, afortunadamente, numerosos festivales o congresos de YOGA en nuestra geografía, no es extraño encontrar algún congreso de YOGA cercano a nuestro lugar de residencia.
Si no me equivoco, el pionero en este tipo de congresos es el Congreso de YOGA de la Costa del Sol (Marbella), creado por el Instituto de Estudios del Yoga y que este año celebró su XII edición. A raiz de este aparecieron otros como el Congreso Mediterráneo de Yoga (Valencia), el festival de Yoga de Canet (Canet de Berenguer), etc, y uno de los de más reciente creación que este año celebra su segunda edición es el MADRID YOGA CONGRESS.
¿Qué es un Congreso de Yoga?
Mucha gente imagina que son congresos dirigidos o enfocados únicamente a profesionales del Yoga: NO; un congreso es una reunión de distintos profesores/as, distintas escuelas, distintos estilos, distintas maneras de ver y entender el YOGA. Un congreso ESTÁ ABIERTO A TODO TIPO DE PERSONAS, personas que nunca han practicado Yoga; es una muy buena manera de iniciarse en esta práctica, conociendo distintos estilos, profesores/as y ver que estilo puede gustarle más para poder continuar con esa práctica.
Para practicantes de Yoga, con más o menos tiempo de práctica. Nos da la posibilidad de practicar con otros profesores/as distintos a los que practicamos habitualmente y descubrir que el Yoga es algo muy abierto, totalmente flexible.
Para profesores/as, el YOGA es una filosofía y disciplina de la que siempre estamos aprendiendo, nunca se deja de estudiar, de aprender. Nos ayuda a descubrir técnicas nuevas que podemos introducir en nuestras clases y así poder ofrecerles a nuestr@s alumn@s cosas nuevas que enriquezcan su práctica y aprendizaje.
Pero lo que realmente es un congreso de Yoga es un lugar de reunión, de encuentro entre compañer@s y amig@s, un lugar de hacer nuevas amistades, un lugar del cual disfrutar de una manera sana, de aprender, de aceptar, de fluir……en resumidas cuentas, un lugar donde ser felices, de disfrutar de SANTOSHA.
Acabo con una frase del maestro IYENGAR, «No hagamos distinciones, diciendo que hacemos un Yoga mejor que éste o un Yoga peor que aquél. El Yoga es uno como el mundo es uno y la gente del mundo es una».
Nos vemos el 20 y 21 de octubre en www.madridyogacongress.com

La meditación dentro de las empresas ha pasado en los últimos años de ser una práctica inusual a convertirse en algo tan de moda como salir a correr.

Estudios clínicos de más de 160 instituciones alrededor del mundo, incluyendo universidades como Harvard. UCLA y Stanford, avalan que la meditación puede ayudar a encontrar una mayor sensación de serenidad. No es raro que empresas como Google fomenten la práctica de esta para ayudar a sus empleados a mejorar su productividad.

Esta probado que bajo estrés es más difícil pensar. El cerebro necesita serenidad para funcionar. La mejor forma de gestionar el talento es gestionar el estrés.

La meditación reduce el estrés, refuerza la comunicación entre las diferentes áreas del cerebro, y desarrolla el funcionamiento de este. Dicho esto, los que practican meditación muestran mejores funciones ejecutivas y toma de decisiones más claras.

A nivel mundial, empresas como Google y Reebok fomentan la práctica de la meditación entre sus empleados. Desde su implementación, estas compañías reportan una disminución en los niveles de estrés, de conflictos entre empleados, y destacan por una mejor disposición al trabajo debido a una mayor satisfacción personal.

Otra práctica que está en aumento entre empresas de EE.UU., son siestas de corta duración, habilitando incluso espacios para ello dentro de sus instalaciones.

En ese sentido, dormir una siesta de unos 30 minutos puede compensar en parte la deuda de sueño nocturno, ya que en promedio dormimos 2 horas menos que hace 50 años y eso impacta en nuestro rendimiento físico, en nuestro rendimiento cognitivo y en nuestra salud, pagando un precio muy caro.

En resumen: La práctica de la meditación, y en general toda iniciativa que apunte a reducir el estrés diario que provoca el trabajo, mejora el clima laboral y aumenta la productividad y el rendimiento laboral.


Como bien sabes, el entrenamiento está en continuo cambio y evolución. En esta línea, una de las tendencias más potentes en los últimos años es el entrenamiento HIIT (high intensitiy interval training). Si no lo conoces, te ayudaremos a que comprendas qué es el HIIT y cómo poder introducirlo de manera efectiva en tu rutina de entrenamiento semanal.

Las siglas HIIT (high intensity interval training) te dan una pista clara de lo que te espera. En este entrenamiento buscamos picos de esfuerzo a alta intensidad y corta duración, combinándose con periodos de recuperación acordes. Estudios realizados por la prestigiosa ACSM (American College of Sports Medicine), demuestran que hacer entrenamientos de este tipo 2 días por semana mejorará tu capacidad aeróbica de manera considerable.

Si investigas y lees encontrarás muchísimas variaciones de los HIIT (Tabata, Bootcamp ….). ¡No te líes! Lo más importante que debes saber de este tipo de entrenamientos es que buscamos un gran esfuerzo en un espacio de tiempo reducido, poniendo al cuerpo en estrés muscular y cardiovascular. Veremos más adelante, que tiene de bueno todo este tipo de entrenamientos frente al resto, y por qué es bueno iniciarse en ellos.

¿YO PUEDO HACERLO?

Como todo en la vida, lo ideal es ir de manera progresiva y ser consciente de nuestras posibilidades y limitaciones. Si nunca has entrenado, comenzar con este tipo de entrenamiento puede ser doblemente difícil para ti, ya que te sentirás muy fatigado muy rápido, pudiendo incluso sentir que has tomado una mala decisión y dejar de practicarlo… ¡No lo hagas! ¡Lucha por tu decisión!

Lo que sí debes tener claro es que el entrenamiento HIIT es un entrenamiento exigente, por lo que no debes tomártelo a la ligera. Desde FEDA te proponemos diferentes Workouts de acuerdo a tu nivel para que tu evolución en el HIIT sea la más apropiada y puedas ir consiguiendo tus objetivos.

Tenemos claro que el HIIT es un gran entrenamiento, pero hay varios tipos de personas que deben tomar precauciones a la hora de iniciarse en esta actividad, tales como:

  • Personas sedentarias que comienzan a hacer ejercicio: si nunca te has tirado a una piscina, ¿empezarías entrenando un doble mortal hacia atrás? Pues lo mismo con el HIIT. Comienza con un protocolo de acondicionamiento físico general y deja que los profesionales del deporte te vayan ayudando a introducirte poco a poco en el entrenamiento interválico.
  • Personas con obesidad o sobrepeso: el HIIT implica un ejercicio aeróbico de alta intensidad como por ejemplo correr a una buena velocidad. Las articulaciones pueden verse comprometidas frente a un esfuerzo de este tipo si nuestro peso corporal se encuentra bastante por encima del que sería deseable. Esto no significa que no puedas hacerlo, pero sí es fundamental la elección de los ejercicios para iniciarte en HIIT.
  • Personas con patologías cardíacas o cardiovasculares: la presión sanguínea aumenta mucho en los picos de intensidad del entrenamiento HIIT, por lo que las personas con hipertensión deben trabajar bajo la supervisión de un profesional.

BENEFICIOS

Es imprescindible hablar de los siguientes beneficios :

  • Hoy en día, el ritmo de vida que llevamos cada vez es más estresante, por lo que sacar una hora u hora y media diaria para entrenar se hace difícil. Es aquí donde el HIIT (high intensity interval training) se ha posicionado como una gran alternativa, ya que se requiere mucho menos tiempo para poder entrenar (alrededor de unos 20 minutos al día).
  • NO es necesario, en muchos casos, tener que ir al gimnasio para realizarlo, solo necesitarás tu propio cuerpo y un espacio diáfano, amplio y cómodo. Sé que ahora mismo, si no has  pensado esto, se te habrán puesto los ojos como platos pensando que podrás combinar tu vida familiar en casa con tu entrenamiento diario. Nos alegramos de verdad. Pero, ¡eso sí! mucho cuidado con la selección de ejercicios y su ejecución.
  • Una de las mayores ventajas que vemos en los HIIT es la posibilidad de poder entrenar al aire libre y con un grupo de personas que, como tú, se están esforzando, sudando, saltando,… en un mismo espacio. Cuando sientes que no puedes más o que tienes que parar, siempre vas a tener a un compañero (y quién sabe si futuro amigo, pareja,…) que te está gritando para animarte y darte su energía.
  • Si lo que te preocupa en estos entrenamientos es perder masa muscular por lo intenso del ejercicio, no te preocupes! Otra de las ventajas es que NO pierdes masa muscular durante este tipo de entrenamientos.
  • Además, al ser tan intenso, otra de las mejores ventajas es que semana a semana, si te alimentas bien, irás perdiendo grasa corporal. ¡Perfecto!

 

¿CÓMO LO HACEMOS?

La metodología de trabajo en las sesiones HIIT dura aproximadamente unos 20 minutos de trabajo, divididos de la siguiente manera según sea tu nivel de experiencia y capacidad física:

  • Principiantes: picos de intensidad cortos de unos 20 segundos alternados con tiempos de recuperación de 1-2 minutos (descanso activo con algún ejercicio o movimiento mucho menos intenso o descanso pasivo completo)
  • Avanzados: la misma dinámica, pero con picos de intensidad más largos de hasta unos 4 minutos en personas con un nivel de experiencia muy alto.

Para ir subiendo de nivel y consiguiendo ser un gran experto tendremos que respetar los tiempos de entrenamiento y descanso en cada fase del entrenamiento, y sobre todo, ir concienciándonos de mejorar y dominar a la perfección la técnica de ejecución de los ejercicios utilizados. Algunos de los ejercicios más usados y que debemos dominar son entre otros: Burpees, Squats Jump, Hand Release Pushups, carrera,…

EN DEFINITIVA…

El deporte, como bien os hemos dicho al inicio de este artículo, está en continua evolución. ¡Be Smart! Aprende todo lo que puedas y por el camino cada vez estarás más saludable y te encontrarás con una energía vital que jamás pensabas que podrías llegar a tener… ¿Resultado? Felicidad absoluta contigo mismo y con los que te rodean.

Como hemos visto, el entrenamiento HIIT presenta numerosas ventajas: entrenamientos cortos, rápida mejora de las capacidades físicas, pérdida de grasa, tonificación muscular…

Eso sí, ten en cuenta que el entrenamiento HIIT (high intensity interval training) no debe ser tu único entrenamiento semanal, teniendo que combinarlo con entrenamientos de flexibilidad, resistencia aeróbica… consiguiendo de esta manera unos mejores resultados.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies