FEDA Madrid

All posts in Pilates

Moda… tendencia… practico… imprescindible… comodidad…

No nos volvamos locos y utilicemos el sentido común y sobre todo el sentido práctico…

Igual que paso con la moda de las zapatillas de running, calzado para pronadores, no mejor supinadores, o pisada neutra… lio mental y mientras las grandes firmas haciendo el agosto y más aún con los famosos estudios de pisada… guauuu soy un pro…

Una vez ya cada uno supo que ponerse en los pies y aclarado el lio apareció la tendencia del calzado minimalista, calzado free, o correr descalzo… pues ni todo es bueno ni todo es malo, depende de donde vengas y hacia donde te dirijas, y sobre todo adaptación para evitar lesiones.

Pues con el que me pongo en el pie para las clases de Pilates está pasando igual y es que hay que sacar partido comercial de toda situación.

La evolución ha sido la siguiente…

El método de trabajo Pilates o sistema de entrenamiento se empezó a impartir en estudios especializados y exclusivos donde solo se impartía Pilates y si acaso asociados a gabinetes de fisioterapia y rehabilitación,  preferiblemente con las maquinas Pilates: reformer, Cadillac etc…., donde el alumno asistia de manera particular y era guiado por su maestro con un fin terapéutico o rehabilitador, siendo fiel al origen y objetivo primigenio del método. Como cabe deducir, el método no era conocido ni llevado al gran público.

La vestimenta era pulcra, sencilla, ajustada al cuerpo y con colores discretos, preferiblemente negro, los pies solían ir al desnudo, algo que no causaba ningún tipo de pudor puesto  que el ambiente donde se desarrollaba la actividad era íntimo y personal.

Posteriormente y con el paso de los años y la fama que empezaba a tener el método, paso a impartirse en clubs sociales siguiendo el formato entrenamiento personal, por lo que seguía estando al alcance de unos pocos. Aquí la exclusividad seguía siendo máxima y se enseñaba al cuerpo como debía moverse. Comenzó entonces la moda de taparse los pies con calcetines antideslizantes y específicos para este tipo de clases y de entrenamiento, y es que con el uso de las maquinas por varios socios de estos clubs, se obligaba al cliente a cubrir los pies por higiene y por evitar accidentes por la  falta de agarre en las estructuras de las maquinas.

Así de los calcetines normales de deporte que todos tenemos en nuestro cajón, se paso a utilizar el CALCETIN ESPECIFICO PARA PILATES, es decir el mismo calcetín pero con unos puntitos misteriosos en la planta que dicen ser antideslizantes… OHHHH!!!!, agotados en todas las tiendas especializadas… primer movimiento para que se convierta en imprescindible.

Con el tiempo se vio que este tipo de “calcetín pilatero” no era la panacea ni tan bueno como se había descrito y es que se paso de tener el pie descalzo con todos los deditos al aire con la propiocepcion a flor de piel; fundamental el papel que ejerce el pie sobre todo nuestro sistema musculo esquelético, pues es la base sobre la que se asienta todo el esqueleto, con su bóveda plantar con tres puntos de apoyo; talón, primer y quinto metatarso, estructura en triangulo que siguen las estructuras de los edificios y que estudian los aparejadores a la hora de levantar un edificio…. por algo será…

Así que la industria calcetinera siguió pensando y es que no se podía desaprovechar el filón que estaba y está teniendo la practica Pilates.

Ya que de practicarse en estudios especializados con o sin la ayuda del gabinete fisioterapia, pasando por los grandes, elitistas y escasos clubs privados, como entrenamientos personalizados y al alcance de unos pocos bolsillos. Hoy día se practica en cada esquina: asociación de vecinos, centros culturales, polideportivos municipales, gimnasios low cost… PILATES ese gran descubrimiento que está entre nosotros desde principios del siglo XX, con lo que los pies en Pilates también debían de estar acorde con la evolución, la moda o la tendencia, asÍ pues se diseñaron los calcetines con dedos…. ohhhh!!!!, los mas parcos decían” guantes para los pies”… y los ya famosos puntitos antideslizantes… total, así si, ya soy un pro del Pilates…

De esta forma, se gano en propiocepcion y en movimiento independiente de los deditos, y es un avance, como constatan las investigaciones de barefoot, fivefingers, con sus numerosos estudios sobre calzado minimalista, otro gran e interesante debate.

O sea que fundamentación no falta, vale, de esta manera cada dedo siente y trabaja de manera independiente, así el pie es capaz de abrir, cerrar, flexionar y extender todas sus estructuras, pero la cosa no queda aquí, no todo el mundo está acostumbrado y las costuras entre dedos le hacen llagas, pues vayamos mas allá, hombre, por imaginación y marketing que no quede.

La última tendencia son los calcetines pilateros, con sus emblemáticos puntitos antideslizantes, con sus deditos independientes, pero con los dedos al aire?? Madreeeee…. o sea guantes de pies de mendigo… locura total… voy a tener que tener un fondo de armario calcetinero pilatero???

Sentido común… usar o no calcetines depende de cada ser, si eres friolero o no, la superficie en la que practiques, si sientes mas o no, pero una cosa es clara, el que practica desnudo de pies cuida mas su higiene, no tiene durezas ni uñas encarnadas y a parte de la estética, su bóveda plantar va poco a poco volviendo a ser funcional. Yo prefiero pie desnudo pero ponte lo que te haga estar mas cómodo, sin tener que pensar en que llevas, si las costuras te molestan,  y sin que te distraiga de tu practica.

Desnudo o no inhala y exhala… RESPIRA, SIENTE, CONECTA Y ACTIVA… PRACTICA PILATES.


¿Sabes que sentarte en un balón en lugar de una silla cuando trabajamos frente al ordenador tiene múltiples beneficios?

Si no tenemos tiempo para ir al gimnasio o hacer ejercicio, cambiar la silla por una balón de pilates en una muy buena idea, ya que obligas a tu cuerpo a mantener el equilibrio. Sólo con sentarte sobre un balón  obtendrás los siguientes beneficios:

  • Fortalecerás los músculos de la espalda, por lo que la columna se mantendrá alineada, evitando los típicos dolores que provocan las posturas incorrectas.
  • Es mejor para la espalda porque sirve de amortiguación y las vértebras no soportan tanta presión.
  • Fortalecerás los músculos abdominales, ya que al intentar mantener el equilibrio los tendrás que utilizar. Piensa que si cambias tu silla en tu trabajo y tu jornada laboral es  de 8  horas, estarás todas esas horas utilizando tus músculos.
  • Si estás todo el día sentado/a sobre un balón  trabajando o estudiando o mirando televisión, tu cuerpo necesitará hacer movimientos para equilibrarse, por lo que el proceso de circulación sanguínea mejora considerablemente, así evitaras las tan indeseadas várices.
  • Es económico, ya que el gasto se hace una sola vez y esta en torno a los 10 Euros.

 

MEDIDA DEL BALÓN A COMPRAR:

  • Existen balones de 55cm, 65cm y 75cm (de diámetro)
  • Compra el balón recomendado para tu edad y estatura.
  • Las piernas tienen que formar un ángulo recto cuando te sientas. En las cajas de los balones viene la altura correspondiente.
  • Hay que inflarlo de forma que este “durito”, teniendo en cuenta que se deshincha con su uso y hay que inflarlo con frecuencia.
  • Siéntate más bien hacia la parte delantera del balón, no en el centro, y con las piernas ligeramente separadas entre sí, pero no abiertas a una distancia que te permita oponer resistencia al balón. Es normal que al principio te cueste, y que tengas agujetas en glúteos y piernas. Como en las fotos.
  • Para ayudarte a mantenerte recto, tira del ombligo hacia la espalda, así estarás ejercitando los músculos abdominales.
  • Intenta respetar la forma natural de las lumbares, sin forzar la curva.
  • Acércate a la mesa, que tu cuerpo toque la mesa, para evitar doblar la espalda hacia fuera.
  • Cambia de postura cada cierto tiempo, y haz estiramientos con los brazos.
  • Utiliza el balón para estirar tu espalda. En la red, encontrarás muchos ejercicios. El más gratificante es estirar hacia atrás. Pero, ten cuidado, apoya bien los dos pies en el suelo, y no los levantes; cuanto más los abras, mayor será la base de apoyo; apoya el coxis sobre el balón de manera que el glúteo quede hacia fuera; agárrate la cabeza con las manos, y ve posando poco a poco la espalda hasta que descanses también la cabeza. Cuando te sientas seguro, puedes también estirar los brazos hacia atrás por encima de la cabeza. Si llegas al suelo, y puedes apoyar las manos, enhorabuena. Mueve el balón por la espalda hacia delante y hacia atrás para masajearla, sin mover los pies, para no caerte.

En poco tiempo verás como te sientes mejor!!


Cuando fui a mi primera clase de Yoga y vi al profesor hacer esta postura sobre su esterilla, pensé que me había equivocado de sitio, que el Yoga no era para mí, es decir, que me acojoné un poquito. Pensé que nunca llegaría a hacer esta postura sin ayuda de la pared. Pero rápidamente me puse a practicar y en pocos meses dominaba la postura e incluso me encantaba permanecer minutos en ella.

La practico a diario, unos días nada más levantarme de la cama, otros días durante las clases, y creo que me acompañará hasta los últimos días de mi vida.

Se la conoce también como el “rey de los asanas” por sus muchos beneficios. Destacaría varios:

  • El descanso que proporciona a la 5ª vertebra lumbar y su correspondiente disco; durante todo el día, dicha vertebra y disco están soportando el peso de nuestro cuerpo, cuando lo invertimos proporcionamos descanso y alivio a esa zona del cuerpo.
  • Mejora la circulación de la sangre en piernas y en órganos abdominales y ayudamos a llevar mayor cantidad de sangre oxigenada a nuestro cerebro.
  • Descongestiona las vísceras del bajo vientre, genitales, proporciona un intenso masaje al hígado y bazo.
  • Sirshasana permite una exhalación más profunda, mejorando así la limpieza y oxigenación de nuestros pulmones y alvéolos.
  • Los órganos de la visión y auditivos también resultan beneficiados.
  • Mentalmente, ayuda a eliminar muchos miedos, favorece y estimula las funciones intelectuales: mejora la concentración y la memoria y muchos estados de ansiedad y de nerviosismo se disipan con su práctica habitual.

Espero os sirvan estas palabras para que practiquéis la postura guiados por profesores expertos, ya que también tiene sus contraindicaciones, a fin de que podáis disfrutar de todos sus beneficio


No sé si va a ser un post agradable de leer para muchas personas de este “mundillo” en el que estoy inmersa desde hace años, pero es que cada vez me doy más cuenta, de que tarde o temprano, es inevitable que alguien escriba esto, o algo muy parecido.

En este caso me toca a mí, pero es algo que muchos de los que nos dedicamos al movimiento de manera profesional, lo pensamos, y creo que llega el momento de empezar a poner los medios para resolverlo.

Me refiero a la relación que, como muy bien he puesto en el título, existe entre la técnica de Pilates, la gente que se dedica a impartir clases de este método y el conocimiento de Anatomía corporal.

¿Existe buena relación entre Pilates y Anatomía?

Y todos diremos, claro que es fundamental que esta relación exista de una manera equilibrada, por supuesto, esa es la situación ideal, pero, ¿es la situación real en estos momentos?

Pues no, doy fe, y eso que no soy Notaria, pero es cierto que no existe esa relación equilibrada ni por asomo.

Si nos remontamos a la historia de Joseph Pilates y leemos un poco de donde viene o procede el creador de esta fantástica técnica, podremos darnos cuenta lo importante que fue la Anatomía y el conocimiento anatómico en su vida.

Se dice que un médico amigo de sus padres le dejó un libro de anatomía y que ese libro se convirtió en “su mejor amigo”, de hecho, pasó de ser un ser débil y enclenque a posar para láminas anatómicas con 14 años.

Quién de nosotros puede decir una cosa parecida, y no me refiero a posar para láminas anatómicas.

¿Creo que me entendéis por donde quiero  “tirar” verdad?

Cuántas veces hemos coincidido con monitores de Pilates que no saben, por ejemplo, una cosa tan básica para esta técnica, como puede ser: ¿Cómo se mueve el diafragma durante la inspiración?? Sube?? Baja?? Se “da una vuelta por ahí”???

 No es una cuestión de tomárselo a la ligera porque realmente estamos tratando con la salud de las personas a las que damos clase.

 Su salud, su bienestar, su condición física, su faceta psíquica, su confianza…… demasiadas cosas para tomarnos unos temas tan importantes, tan a la ligera valga la redundancia.

¿Por qué los monitores de Pilates están tan flojos en Anatomía??

 Se me ocurren varias respuestas:

 1.- Porque cada vez aparecen más “minicursos”, de tan solo unas horas, de dudosa calidad en los que, con un fin de semana, te dan una titulación en la que se te “permite” dar clases de Pilates donde sea.

 2.- Porque no se conciencia a los futuros monitores de una manera rotunda, de la importancia que tiene la base anatómica en todas las áreas que se refieran al movimiento.

 3.- Porque para impartir clases de Pilates en muchos centros no se requiere ni siquiera una certificación mínima.

 4.- Porque hay una dejadez importante por parte del alumnado en el que su preparación está en un segundo plano, frente a la oportunidad de trabajo consiguiendo un titulillo.

 5.- Porque se está ahorrando demasiado en los costes, tanto en lo referente a la formación, como en el tema del salario posterior, y el resultado más visible de esta situación, es que el precio va por delante de la calidad.

 Estas son sólo algunas de las razones que se me ocurren, para poder entender un poco que un hecho de este calibre, esté sucediendo en un tanto por ciento alto de centros, gyms, salas, pisos, etc en los que se imparten clases del método Pilates.

Pseudoprofesionales….

 Hace muchos años cuando obtuve mi diplomatura de Fisioterapia por la Universidad Complutense de Madrid, vivimos una cuestión muy parecida entre Fisioterapeutas y “Pseudoprofesionales”.

 En esos momentos, las oportunidades de trabajo eran muy elevadas para los Fisioterapeutas, porque “el mundo”, por fin se había dado cuenta de la labor tan necesaria y efectiva que se realiza desde la Fisioterapia en multitud de campos.

 Empezamos a observar un creciente número de intrusismo profesional, que, desde el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid a día de hoy, se sigue persiguiendo, para evitar entre otros aspectos, una mala praxis que pueda degenerar en un problema de salud más serio para el paciente.

 Sin querer llegar a esos límites, creo que está ocurriendo algo un tanto similar, y es que “el mundo” también se ha dado cuenta de lo importante que es el movimiento y el deporte, para conseguir esa salud y ese bienestar que todos deseamos, y ahora están saliendo pseudomonitores, pseudoentrenadores, pseudo…. Por todas partes.

 Se ve un filón y aunque no se esté preparado se trata de aprovecharlo de cualquier manera, aunque sea a costa de la inexperiencia, o de la ignorancia, o de la salud de los propios alumnos.

 Algunos pensaréis que igual me estoy poniendo demasiado drástica, pero creo que es un tema suficientemente serio, como para darle el lugar que ocupa.

 A mí no se me ocurre ni en mis mejores sueños dar clases de física cuántica habiéndome leído un folletín del tema, y me quedo perpleja cuando observo, como monitores de movimiento, en este caso me refiero a Pilates concretamente, están impartiendo clases, y en el mejor de los casos han realizado, aunque sea un “minicurso”, y podemos hasta tener suerte y ha recibido como alumno unas cuantas clases, pero muchas veces No vamos a ser tan agraciados, y eso es un peligro para nuestra salud.

 Por eso desde mi humilde opinión, insto a monitores, certificados, profesores, escuelas y sobretodo alumnos que exijan ese conocimiento, que se tomen los medios cada uno desde nuestra parcela para que el conocimiento y la educación anatómica sea un tema ineludible cuando hablamos de movimiento, del tipo que sea.


“En 10 sesiones lo sentirás… en 20 sesiones te lo notaran…. En 30 sesiones tendrás un cuerpo nuevo”. Joseph H. Pilates. Bajo este eslogan nació hace 100 años  uno de los sistemas de entrenamiento con más auge en la ultima década.

¿Que nos dice la ciencia?

Una investigación reciente de Richardson y Jull del departamento de Fisioterapia de la universidad de Queensland, ha demostrado que la práctica habitual del método Pilates  aumenta la coordinación y la fuerza de los músculos abdominales profundos. Lo cual protege y estabiliza la columna vertebral lumbar.

¿Donde nace el dolor?

Una postura deficiente, una salud débil, las condiciones del lugar de trabajo, lesiones, tensión repetitiva en las vértebras en la zona alta o baja de la espalda:todas estas son las causas que pueden llevar a desequilibrios musculares y por lo tanto al dolor.  Deberíamos de tener una visión  más global del cuerpo, atendiendo a que los músculos que nos mueven y los músculos que nos sujetan trabajen a la par, para conseguir un mismo  objetivo.

Por ejemplo, imaginamos que estamos realizando una sentadilla. Si atendemos solo al esfuerzo que realizan nuestras piernas, al tiempo que sujetamos un gran peso en la parte alta de la espalda, seguramente terminaremos con dolor en la zona lumbar. Mientras que si realizamos la sentadilla atendiendo no solo al trabajo de nuestras piernas, sino a una correcta colocación de nuestra zona lumbar y a una activación de los músculos que sujetan dichas vertebras, seguramente nuestro esfuerzo se vea recompensado con un buen trabajo de piernas y ausencia de molestias en la zona baja de la espalda.

¿Cuantas veces hemos realizado un curl de bíceps con barra “tirando” desde la espalda? Un mal habito postural o en la técnica de ejecución de un ejercicio se convierte en algo normal, mientras no haya ningún dolor que nos avise.

Cambia tu visión

Muchas veces nuestros programas de entrenamiento se concentran en el trabajo de los músculos grandes de nuestro cuerpo, sin tener en cuenta los músculos que nos sujetan o  estabilizan. Aquí radica la gran diferencia del Método Pilates, su base es el trabajo de la musculatura profunda de nuestro cuerpo. Dota al participante de una mayor conciencia corporal: saber como esta colocado su cuerpo y como se esta moviendo. Tiene un enfoque global, no piensa en entrenar los músculos de manera aislada si no con movimientos más globales y funcionales.  No se basa en ejercicios de estiramientos como piensan muchos, sino en ejercicios de fuerzas que conllevan un estiramiento. A través de una sesión conseguiremos;

  • Fortalecer la musculatura estabilizadora.
  • Eliminar tensiones musculares.
  • Mejorar hábitos posturales.
  • Dotar de una mayor conciencia corporal a nuestros alumnos.

Que debería hacer

Incluir Pilates en nuestro programa de entrenamiento tendrá un doble beneficio., no solo por la eliminación de dolores provocados por mala técnica o la falta de fuerza en la musculatura estabilizadora. Si no que al permitir que los músculos movilizadores y los músculos estabilizadores trabajen juntos hacia un mismo objetivo, depuraremos nuestra técnica, podremos manejar mayor carga, mejoraremos el rendimiento deportivo ya que el uso correcto de ambas musculaturas reduce el desgaste articular.

“eres tan joven, como joven sea tu espalda… “ Joseph H. Pilates



Elena Núñez, especialista en Pilates

Elena Núñez, especialista en Pilates

  1. Concentración: fundamental para conectar el cuerpo y la mente, concentrarse en el área de cuerpo que se está trabajando y poner atención en sentir la actividad que se está desarrollando. Logrando así movimientos de calidad.
  2. Control: este método se articula en torno al control muscular, esto es sin movimientos bruscos, causales o irregulares, con el objetivo de evitar lesiones. Asímismo, el control mental es básico ya que el método considera a la mente indivisible del cuerpo. este método combina flexibilidad y fuerza con control, si cuerpo y mente trabajan unidos, los movimientos resultan más efectivos. Todo movimiento se inicia desde el núcleo.
  3. Precisión: en la ejecución de los movimientos clave y deriva del control exigido para realizarlos. Cada movimiento tiene un propósito y es vital para la ejecución correcta del ejercicio, por lo que es importante concentrarse e interiorizar. Este principio esta facilitado por la fluidez del programa. Calidad frente a cantidad.
  4. Fluidez de movimiento: durante la práctica es fundamental realizar los ejercicios con un tempo adecuado, ni muy rápido ni muy lento, sino de forma fluida. En este método no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo. Es decir, como en una coreografía, debemos aprender a anticiparnos al movimiento siguiente y desarrollarlo fluidamente con ahorro de energía.
  5. Respiración: clave en este método y forma parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento. Una de las finalidades de este método es lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación y aumentar la eficacia de asimilación del oxigeno y de la capacidad respiratoria. Para lo que es esencial respirar de forma adecuada y llevar un ritmo durante la práctica, para expulsar el aire viciado del organismo y reabastecerlo de aire fresco logrando revitalizar todo el sistema. Además, ayudamos a controlar los movimientos y facilita la estabilización y la movilización de la cv y extremidades. La respiración desarrolla la resistencia y la energía, favoreciendo la relajación.
  6. Centralización: el método se desarrollo en torno a la idea de centro de energía o casa del poder, donde se condensa toda la energía necesaria para la realización de los ejercicios, es el centro neurálgico de todos los movimientos y desde allí fluir hacia las extremidades coordinando los movimientos a la par que fortaleciendo y protegiendo la cv. Por ello los ejercicios de Pilates se inician en la fuerza motriz de los músculos que forman el centro o power house, estos son; abdominales, lumbares caderas y glúteo. Es lo que llamamos faja muscular, que cuando se activa funciona como un cinturón, elevando los músculos y alargando la columna, estos músculos siempre deberán estar “dentro y arriba”.

 

Elena Núñez-CachoElena Nuñez Cacho

Prescripción al Ejercicio Físico y E.P, Nuevas Tendencias.
Especialista  en Pilates.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies