¿AÚN HACES GIROS CON PALO? By Equipo FEDA Madrid

Es curioso como hoy día todavía podemos ver algún “depistado” por llamarlo de alguna forma realizando el famoso ejercicio de “Giros con palo” el cual a veces es sustituido por algún otro aparato con similar movimiento y al que se le atribuyen efectos milagrosos para reducir cintura y tonificar oblicuos.

La realidad difiere mucho de esto y dicho ejercicio únicamente es efectivo para provocar HERNIAS Y PROTUSIONES DISCALES.

Dicho ejercicio presenta un gran inconveniente, ya que la columna NO está diseñada biomecánicamente para realizar giros. Debido a los giros de las vértebras en su eje vertical, el disco intervertebral, se ve sometido a fricciones y esto termina dañando gravemente su estructura: anillos fibrosos y núcleo pulposo, con la consiguiente aparición con el tiempo de una HERNIA DISCAL.

Parece ser que los que realizan dicho ejercicio lo hacen pensando que al producirse un giro, los oblicuos deben ser los encargados de producirlo, y por tanto, deben trabajar… Nada más lejos de esto ya que los oblicuos no tienen que vencen ninguna resistencia o si la hay es mínima.

Una vez iniciado el movimiento, las estructuras que más trabajo reciben son el músculo cuadrado lumbar y ligamentos de la zona lumbo-sacra. El movimiento repercute sobre todo en la zona lumbar.

En definitiva: Es un ejercicio que NO SIRVE PARA NADA BUENO. Te recomendamos que si eres de los pocos que aún lo hace, dejes de hacerlo. No solo es ineficaz para reducir cintura, sino que además puede provocar lesiones muy serias como hemos explicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *