FEDA Madrid

All posts in coaching

La meditación dentro de las empresas ha pasado en los últimos años de ser una práctica inusual a convertirse en algo tan de moda como salir a correr.

Estudios clínicos de más de 160 instituciones alrededor del mundo, incluyendo universidades como Harvard. UCLA y Stanford, avalan que la meditación puede ayudar a encontrar una mayor sensación de serenidad. No es raro que empresas como Google fomenten la práctica de esta para ayudar a sus empleados a mejorar su productividad.

Esta probado que bajo estrés es más difícil pensar. El cerebro necesita serenidad para funcionar. La mejor forma de gestionar el talento es gestionar el estrés.

La meditación reduce el estrés, refuerza la comunicación entre las diferentes áreas del cerebro, y desarrolla el funcionamiento de este. Dicho esto, los que practican meditación muestran mejores funciones ejecutivas y toma de decisiones más claras.

A nivel mundial, empresas como Google y Reebok fomentan la práctica de la meditación entre sus empleados. Desde su implementación, estas compañías reportan una disminución en los niveles de estrés, de conflictos entre empleados, y destacan por una mejor disposición al trabajo debido a una mayor satisfacción personal.

Otra práctica que está en aumento entre empresas de EE.UU., son siestas de corta duración, habilitando incluso espacios para ello dentro de sus instalaciones.

En ese sentido, dormir una siesta de unos 30 minutos puede compensar en parte la deuda de sueño nocturno, ya que en promedio dormimos 2 horas menos que hace 50 años y eso impacta en nuestro rendimiento físico, en nuestro rendimiento cognitivo y en nuestra salud, pagando un precio muy caro.

En resumen: La práctica de la meditación, y en general toda iniciativa que apunte a reducir el estrés diario que provoca el trabajo, mejora el clima laboral y aumenta la productividad y el rendimiento laboral.


Hace unos días impartiendo una formación un alumno me dice, “pero Angel cualquiera puede entrenar a otro.” A lo que yo respondí; “cierto, cualquier tonto es capaz de coger al atleta más completo y hacerle un entrenamiento que lo agote y lo llené de agujetas…. Pero no cualquiera es capaz de coger a otra persona y diseñarle un programa de ejercicios que lo eduque, que se adapte a sus necesidades, a sus objetivos y a su nivel, y que le de beneficios. El entrenador personal tiene más trabajo fuera que dentro del gimnasio”

Y porque os cuento esto, muy sencillo. Ser entrenador personal es mucho más que contar repeticiones, mucho más que dar una palmada en la espalda, mucho más que tener un físico llamativo o comercial. Ser entrenador personal es mucho más complejo que eso.

Ser entrenador personal es tener una serie de conocimientos, competencias, saber hacer, capacidades, ser un buen comunicador, saber escucha, etc… El entrenamiento personal es un mundo que avanza a pasos agigantados y que crece tanto en número como en estructura. Me refiero a que dentro de esta profesión hay ramas diferentes, es decir que no todos los entrenadores se dedican a desarrollar esta profesión en el mismo terreno. Hay entrenadores especializados en fuerza, otros en deportes de resistencia, otros en actividades mente cuerpo etc… Algunos trabajan para grandes instalaciones deportivas, otros a domicilios y otros en parques. Es decir, afortunadamente dentro de nuestro sector cada vez hay mayor diversidad.

Pero todos tenemos o mejor dicho deberíamos de tener no solo una base común de conocimientos sino también una serie de cualidades necesarias para el desarrollo de nuestro trabajo.

No es el objetivo de este articulo exponer las competencias o la formación que una persona debe de adquirir para el desarrollo del entrenamiento personal y creo que todos estamos de acuerdo a que esas competencias son mucho más que saber entrenar. (aunque me asombra la cantidad de personas que deciden formarse en esta área sin haberse puesto primero a entrenar)

En este artículo me gustaría hablar sobre algo diferente que son las habilidades y actitudes que debes de tener para ser un gran entrenador personal.

  • Comunicación, no dudo que tengas claro lo que quieres decir, pero ¿sabes transmitirlo? Transmitir las instrucciones necesarias en el momento justo. Transmitir no solo instrucciones, sino sensaciones y contagiar a tu cliente la pasión por la actividad física que tu deberías de tener.
  • Escucha activa, yo tengo la patente del entreno-terapia. Piensa que una persona realiza actividad física por muchos motivos, entre ellos desestresarse, salir de la rutina etc.. y tú eres parte de eso.
  • Planificación, muchas veces veo a entrenadores mirar hacia los lados de la sala viendo cual puede ser el siguiente ejercicio. ¿Crees que tu cliente no se da cuenta de que estas improvisando?
  • Empatía, la empatía, según mi percepción, es algo que no se puede trabajar y que no la puedes tener con todo el mundo. Pero lo que si debes de hacer es potenciar todo lo positivo que veas en tu cliente.
  • Motivación, esto es lo que más me gusta y lo que creo que más puede costar, Ser un buen motivador. Tienes claro que es la motivación? Yo tengo claro; que no es la motivación. La motivación no es un grito, ni una palmada, ni un “tu puedes” mientras miro mi móvil. Siempre entiendo la motivación como una necesidad que tiene mi cliente para que yo lo guie, y esa instrucción en el momento justo, es la motivación.
  • Realista, no vender humo ni engañar a nadie. Saber plantear objetivos realistas y no crear falsas expectativas.

Para hablarte de la actitud voy a citar parte de un capítulo de un libro que me gusta mucho, “vivir la vida con sentido” de Victor Kuppers

“hay veces que conocemos a una persona y al cabo de tres segundos pensamos: ¡Uau! ¡ole, ole y ole! En otras ocasiones, conocemos a personas que también en tres segundos pensamos: uffff… Todos somos bombillas con patas…. Pero no todos transmitimos lo mismo, en la vida hay personas que son bombillas de 30.000 vatios y personas que van fundidas… Nos gustan las personas que van a 30.000, las que transmiten alegría, entusiasmo, optimismo, honestidad, serenidad, transparencia, confianza, esas personas brutales que de vez en cuando tenemos la suerte de conocer.”

Para transmitir sensaciones durante un entrenamiento el entrenador tiene que ser una persona que principalmente disfrute entrenando, para mi esa es uno de los grandes secretos de todo buen entrenador, nunca dejar de disfrutar con su entrenamiento.

Con este artículo no quiero dar la impresión de que no veo importante la formación de un buen entrenador personal. Todo lo contrario, me parece básico, esencial una buena formación. Tener una buena base e ir actualizándola me parece de los grandes pilares para el éxito en esta profesión. No debemos olvidar que trabajamos con personas y que el diseño de un entrenamiento personal requiere del estudio de muchas variantes.

El entrenamiento personal es un negocio al alza, pero requiere de la persona algo tan simple y tan difícil como pasión por la actividad física. “uno de los mayores errores que se cometen es provocar un entusiasmo forzado. Uno no elige sus pasiones, las pasiones lo eligen a uno”. Jeff Brezos


Un entrenador personal es alguien cuya única meta debe ser estar ahí para ti. Palabras como coaching, motivador, preparador físico… definen su función como profesionales.

Es importante que cuando pienses en formarte como entrenador personal, lo hagas desde una perspectiva integral. En otras palabras, debes estar preparad@ para estudiar materias como biomecánica, anatomía… así como otras materias no menos importantes tales como psicología del deporte, inteligencia emocional…

No cabe un buen entrenamiento sin un contexto de mutuo entendimiento entre cliente/entrenador.

 

CONTEXTO SOCIOCULTURAL

Históricamente, un entrenador personal era una persona a la que se le contrataba por el mero hecho de tener más poder social en su entorno. Actualmente los entrenadores personales han podido empezar a desarrollar su trabajo de una manera mucho más profesional gracias a la preocupación por la salud y bienestar.

Cuando hablamos de un entrenador personal nos estamos refiriendo a personas profesionales con un único objetivo: la mejora física de otras personas. Un entrenador es un experto en áreas como biomecánica del movimiento, fisiología de la actividad física… Todos estos son aspectos fundamentales para un entrenamiento seguro y efectivo.

Las personas recurren habitualmente a los entrenadores personales para cubrir necesidades o expectativas como: bajar de peso, ganar masa muscular, definir la musculatura… Pero muchos se olvidan de la importancia de un entrenador personal como medio preventivo ante posibles lesiones.

 

LA VENTA

¿Consideras que vender el entrenamiento es parte de tu trabajo?¿La venta es del equipo comercial? Seguro que son preguntas que te estás haciendo o que te has hecho en algún momento.

Desde mi experiencia quiero que pienses en una cosa: ¿el cliente contrata un servicio o te contrata a ti? Los clubes deportivos te dirán que contratan un servicio, y en parte es verdad. Pero hay otro trozo de realidad y es que un cliente se mimetiza y confía su salud a una persona concreta.

Teniendo esto presente, es importante que todos los entrenadores entendamos que la venta es parte de nuestro trabajo, y que no somos peores entrenadores por tener que pararnos a hablar de precios en un momento puntual. Recuerda que el cliente está volcando sus esperanzas de mejorar en ti, así que no le defraudes y coge el toro por los cuernos desde el minuto cero.

 

APTITUD vs ACTITUD

Muchos entrenadores tienen el prejuicio de entender que la aptitud está por encima de cualquier actitud positiva. A mi me gusta mucho hacer entender a la gente que trabajamos por y para personas. Entendiendo esto, es fácil pararnos a pensar que debemos conseguir un equilibrio entre las cualificaciones técnicas del entrenador y una actitud de trabajo adaptada a las necesidades sociales del cliente. Vaya, que debemos hacer que el cliente sea un cliente feliz y motivado para seguir el entrenamiento.

Los adjetivos que describen a un buen entrenador personal son:

  • Resultados
  • Prescripción de actividad física
  • Cercanía
  • Seguridad en ejecuciones
  • Motivación diaria
  • Higiene corporal
  • Vínculo de confianza con cliente
  • Educación psicomotriz
  • Gestión del tiempo
  • Responsabilidad en las sesiones

 

EN DEFINITIVA

Un entrenador personal es alguien que está para enseñarnos a ser autónomos en nuestro entrenamiento. Su función es entrenarte, educarte y enseñarte una filosofía de vida que hará de ti tu mejor versión.

Cualquier trabajo tiene su lado bonito y su lado no tan bonito. Pero una cosa está clara, nuestro trabajo como asesores de actividad física es de los más gratificantes que pueden existir. Por ello, te aconsejo una cosa, cada día que te levantes piensa todo el bien que estás haciendo en la salud física y mental de la gente que confía en tus sesiones.


A día de hoy contar con un Coach en el ámbito empresarial puede otorgarte muchos beneficios.

En los últimos años, ha aumentado la tasa de autoempleo y de búsqueda de autonomía laboral, pero no todo el mundo posee habilidades gerenciales y de liderazgo. Actualmente para cualquier empresa o directivo es de vital importancia contar con un Coach para clarificar metas, saber hacia donde dirigir los objetivos de la empresa o mejorar relaciones personales y laborales entre los trabajadores.

En resumen un proceso de Coaching ejecutivo se trata de acompañar a la empresa o empresario para sacar lo mejor de sí mism@ a nivel personal y profesional. El Coaching es uno de los métodos más poderosos para conseguir un alto compromiso de los ejecutivos, trabajadores y empresas, modelo basado en la pregunta, dando a luz la verdad, desarrollando el máximo potencial de los líderes de negocios, buscando obtener resultados EXTRAORDINARIOS.

A día de hoy un 60 % de las empresas más grandes del mundo cuentan en sus equipos con la figura de un Coach.

Entre muchos de sus beneficios seleccionamos los siguientes:

1.Localizar el foco de los objetivos de la empresa y el trabajad@r

2. Generar compromisos.

3. Clarificar objetivos y temporalizarlos.

4. Generar nuevos caminos.

5. Administrar gestión del tiempo.

 

Con este pequeño artículo si eres empresario, directivo o mando intermedio te animamos a que valores todos los beneficios que un proceso de Coaching puede hacer por tu empresa o por tu mejora personal.

“Yo no puedo enseñaros nada, solo puedo ayudaros a buscar el conocimiento  que hay dentro de vosotros mismos, lo cual es mucho mejor que traspasaros mi propia sabiduría” Sócrates.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies